Discutir temas difíciles en su matrimonio

Discutir temas difíciles en su matrimonio

Reconozcámoslo, en ocasiones es difícil discutir temas difíciles en su matrimonio.Cada pareja debe tratar de lograr la mayor apertura y honestidad mutua posible. Todas las relaciones saludables requieren confianza, y poder hablar entre ellos sobre cualquier cosa es la base de la confianza.

Una pareja casada debe sentirse cómoda discutiendo una variedad de temas o contextos y no debe preocuparse por expresar su opinión, independientemente del tema de discusión o conversación. Son las entrevistas difíciles que se evitan las que se convierten en la raíz de muchos problemas. Aunque si bien es cierto, hay que intentar no tener discusiones de pareja fuertes, en ocasiones estas no se pueden evitar.

Hay muchos temas delicados de los que las parejas no quieren hablar. Puede ser culpa de uno de los cónyuges o de ambos. Las experiencias de vidas pasadas pueden impedir que un cónyuge hable sobre ciertos tipos de problemas. Podría ser una falta de oportunidad, tiempo o espacio. También se puede culpar a la relación si no se discuten los temas difíciles. Sin embargo, el objetivo no es culpar ni averiguar qué o quién es el responsable. Debe haber un esfuerzo concertado para garantizar que se discutan los temas difíciles. De lo contrario, la relación puede sucumbir lentamente a crecientes diferencias y malentendidos. En muchas ocasiones, por desgracia hay ruptura por discusiones que se podían haber evitado hablando las cosas con anterioridad.

discutir temas difíciles en el matrimonio

Estos son dos de los temas más importantes que las parejas encuentran difíciles de discutir debido a su naturaleza delicada:

Índice
  1. Estoy cansado de discutir con mi pareja por el trabajo
  2. Círculo de amigos / social

Estoy cansado de discutir con mi pareja por el trabajo

Hay parejas que trabajan muy duro por el bienestar de su familia. En el proceso, comprometen su salud, el tiempo que pasan juntos, los pasatiempos que amaban o que les gustaría hacer y, lo que es más importante, trabajan en su relación. Una relación no es un motor autopropulsado que siempre estará en el camino correcto. Cuando el trabajo se convierte en la máxima prioridad o cuando ambos cónyuges están inmersos en el trabajo, uno o ambos deben detenerse por un momento y analizar holísticamente todo el escenario y discutir lo que se debe hacer para no poner en peligro la relación.

Trabajamos para tener una vida mejor, pero esa vida no será mejor si perdemos seres queridos en el proceso. Tenga esta conversación difícil con su cónyuge: ¿Trabajamos para vivir o vivimos para trabajar? ¿Qué podemos hacer juntos para mejorar esta situación? Este es un tema difícil de tratar, ya que la línea divisoria entre trabajar para vivir y vivir para trabajar es pequeña y muchas veces discutir temas difíciles en su matrimonio cuando se trata del trabajo es escabroso.

Círculo de amigos / social

Pocas parejas tienen la suerte de compartir el mismo grupo de amigos o tener puntos de vista similares en sus círculos sociales. Los cónyuges no deben obligarse mutuamente a mantenerse alejados de sus amigos o círculos sociales. Los amigos son una parte integral de la vida de todos. Sin embargo, debe trazar esa delgada línea en la que la amistad se convierte en una prioridad sobre el matrimonio o la relación.

Es extremadamente difícil discutir temas como el compromiso profesional, los amigos y contextos similares en los que uno se vuelve más importante que la relación, pero discutir temas tan difíciles fortalecerá su relación.Ten esta conversación difícil con tu cónyuge: ¿cómo es nuestra vida social? ¿Alguno de nosotros necesita más? ¿Qué podemos hacer juntos para mejorar esta situación?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Discutir temas difíciles en su matrimonio puedes visitar la categoría matrimonio.

Esto también te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir